Se ha comprobado que el ejercicio físico tiene muchos efectos positivos en el organismo, tanto a nivel físico como psicológico, siendo una de las pautas saludables más recomendadas para nuestra salud. Y por eso, casi siempre, uno de los propósitos a primeros de año, y atendiendo a los consejos de los profesionales, suele ser no pasar un mes más sin realizar algún tipo de actividad física, que apuntarse al gimnasio como la promesa drástica. También existen propósitos menos ambiciosos como pueden ser realizar algún deporte al aire libre, caminar… Una lista de actividades para realizar y así cuidar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, pues al igual que ocurre con las máquinas, nuestro cuerpo se oxida, y debemos engrasar esa máquina para que no se vaya deteriorando porque si no, poco a poco nos irá costando más realizar ciertas tareas que antes no nos requerían tanto esfuerzo. Bien, pues después de varios intentos de promesas incumplidas con respecto al ejercicio físico, 2012 fue el año en el que me sume a esa persona que promete y cumple su promesa de mover un poco el cuerpo, topándome con Pilates, y desde entonces, aun sigo enganchada. Supongo que muchas personas que lean esto se sentirán identificadas, para aquellas que no, profundicemos un poco más.

almeria-pilates

En Pilates, o al principio llamado Contrología acuñado por el propio creador de esta técnica, Joseph H. Pilates, quien ahora le pone nombre a esta práctica o gimnasia, se recalca el uso de la mente para controlar ( de ahí el nombre Contrología ) el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos, centrándose en desarrollar los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y obtener la unidad entre ambos, cuerpo y mente. De esta manera, y tras varias sesiones, se va dando estabilidad y firmeza a la columna vertebral y toda la zona abdominal por medio de un control de la respiración en consonancia con los movimientos físicos. Y es que la respiración, es esencial en Pilates.

Una buena respiración diafragmática, que es la que se lleva a cabo en esta técnica, consiste en inspirar por la nariz y espirar fuertemente por la boca como si hicieras vaho sobre un espejo, cerrando tus costillas y la faja torácica y apretando tu cintura hacia el interior, como si te pusieras un pantalón de una talla menos. Parece costoso pero es básico, aprender a respirar correctamente al iniciarte en Pilates es imprescindible para garantizar el éxito y la intensidad de los ejercicios, y por ende, en sus resultados, ya que harán que el trabajo de musculación sea visible antes en todo el cuerpo. Y además, te ayudará a relajarte y a evitar situaciones de estrés puesto que estas respiraciones son de intensidad fuerte pero lentas y profundas.

Desde sus inicios, el Pilates ha evolucionado, creándose nuevos aparatos de apoyo (colchonetas, balones de estabilidad, aros, rodillos…), máquinas y distintas formas de realizarlo, pero, la esencia se mantiene exacta. Y a la vez que ha ido evolucionando, han ido creándose distintas otras prácticas que combinan el pilates original con otras disciplinas como el yogalates, el yogilates o el pilates con chi, que incorpora al método el concepto del gi o energía vital, perteneciente a la medicina china tradicional.

En cuanto a los beneficios que aporta el pilates, son muchos, y entre ellos:

  • Puede se practicado por personas de cualquier edad e incluso por madres que acaban de tener un hijo, ya que tonifica las áreas más necesitadas tales como el abdomen, las nalgas y la espalda.
  • Se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal.
  • Proporciona estabilidad y firmeza a la columna vertebral, es por ello muy usado como terapia de rehabilitación y para prevenir y curar el dolor de espalda.
  • Son movimientos de bajo impacto por lo que no se corre el riesgo de lesiones en la columna vertebral ni las articulaciones.
  • Se adquiere mayor capacidad pulmonar.
  • Mejor circulación sanguínea y activa el sistema linfático.
  • Mayor fuerza.
  • Flexibilidad.
  • Coordinación mental.
  • Con su práctica se adquiere una mejor postura.
  • Estiliza las piernas.
  • Firmeza en brazos y abdomen.
  • Estiliza la cadera.
  • Levanta y tonifica los glúteos.
  • Es una excelente terapia para la relajación.
  • Te ayuda a dormir mejor.
  • Alivia las tensiones de cuello y hombros.

El pilates es una de las prácticas que más popularidad ha adquirido en los últimos años, para ocupar un respetable lugar junto al yoga en cuanto a disciplinas que disminuyen el estrés, de tal manera que, busca un centro de Pilates donde impartan clases y a notar sus resultados a las pocas sesiones, ¡Ay! Pero si Emociom tiene una oferta! Miren! Miren! ;)

 

Pilates Almeria