¡¡¡Feliz fin de semana!!!

Nada mejor que deseároslo el día 13 de Abril,nombrado día internacional del beso, fecha que surgió a raíz de producirse el beso más largo de la historia, que duró 46 horas 24 minutos y 9 segundos, al parecer, por un concurso. Aunque no es un día tan comercial como el día de San Valentín, ( demos tiempo), es bonito y al mismo tiempo triste que tengamos que nombrar días internacionales para recordarnos que lo esencial es invisible a los ojos como decía nuestro Principito, y que gestos, como los besos que expresan multitud de sentimientos como la pasión, el romanticismo, el afecto,la amistad… En definitiva, el amor, son simples pero poseen la magia suficiente para reconfortarnos, olvidarnos del mundo o hacernos saber lo realmente afortunados que somos.

Sin embargo, del mismo modo que se celebra, tambien supone la defensa a aquellos que han prohibido o incluso, aun prohiben en algunas ciudades o países, que las personas se puedan besar libremente. Y para rendir mi homenaje reivindicativo a este día, no voy a elegir imágenes que han pasado a la historia por mostrar esos besos de películas que a cualquiera le hubiese gustado protagonizar, sino que comparto con vosotros un trocito de un clásico dirigido por Giuseppe Tornatore en 1988, Cinema Paradiso, una historia de amor por el cine en estado puro y donde se muestra en una de las escenas un especial montaje de fragmentos de besos de películas que fueron censurados por la dictadura italiana pero que uno de los personajes, fue salvando y guardándolos para ir uniendo todas las secuencias entre sí y conformar una película, de besos.